Reflexiones para padres para mejorar la vida emocional de tus hijos.




En este articulo se plantearán unas reflexiones para padres que ayudarán a mejorar la vida emocional de tus hijos.

La aventura de la educación emocional de tu hijo.

No hace falta ser un experto en niños pequeños, o haber tenido multitud de hijos, para saber que los padres de entrada nunca tienen toda la experiencia que deberían tener como para poder decir que son expertos.

Reflexiones para Padres
Reflexiones para Padres

Pero sí que tengo conocimientos en PNL y puedo decir que me doy cuenta que la manera en que piensan y sienten los padres así como sus inseguridades y miedos o respuestas emocionales puede llegar a afectar la vida familiar y de los niños que tengan.

Algo que los niños pequeños siempre echan de menos es la ausencia de sus padres en cuando que por el motivo que sea, pasan más tiempo fuera de casa que con ellos.

Es posible que tenga muchos amigos o quizás un trabajo muy duro, y que con toda la voluntad del mundo estos padres reflexionen que quieren que sus hijos prosperen, motivo que explica porque trabajan tanto y no están nada con ellos.

Pero los niños sólo piensan que no están bastante con sus padres y los pequeños momentos que pueden disfrutar con sus ellos puede llegar a considerarlo un regalo del cielo.

Algo que deberíamos reflexionar es que ser padre es todo un proyecto a largo plazo, así como una responsabilidad que si se asume no se puede tomar a medias.

Un niño necesita amor, cariño y tiempo de dedicación, y no se puede sustituir con regalos o simplemente flexibilizando las reglas.

Si un niño no se siente seguro y protegido puede que quede marcado a largo plazo con los pensamientos negativos o limitantes que dentro de su subconsciente terminará desarrollando.

Un niño que tenga miedo a realizar alguna actividad podrá llegar a la reflexión de que no podrá hacerlo y por lo tanto no lo hará.

Esta falta de experiencia provocará que su creencia se refuerce y termine completamente seguro de que no es capaz de hacer ciertas cosas que otros niños si que hacen de manera habitual.

Si nuestros hijos tienen algunas creencias negativas sobre ellos mismos, estas se pueden cambiar fácilmente si sabes algo de PNL, y si el niño es pequeño.

No es tan fácil si ya tienes 30 años… Pero no imposible…

Pero la cuestión es que tener hijos implica dedicarles tiempo para que su desarrollo personal sea solido desde el principio.

Y si no pasamos tiempo con ellos por el motivo que sea, deberíamos reflexionar porque los queríamos tener si después no vamos a estar con ellos.

El tener hijos es una responsabilidad mucho mayor de lo que muchos llegan a pensar en un momento dado cuando se animan a tenerlos.

Mi reflexión personal es que la felicidad futura del niño dependerá del tiempo y de la calidad de este que le dediquemos cuando sean muy jóvenes.

El tener hijos implica desde mi punto de vista el compromiso en aprender sobre emociones de cara poder influenciarlas positivamente en ellos.

¿Cuantos padres ni siquiera saben gestionar sus propias emociones?

Durante mucho tiempo se ha llegado a reflexionar que el transmitir emociones te hacia débil y por consiguiente en el seno de las familias la frialdad emocional era el pan de cada día.

Este tipo de paternidad fría podría ser el caldo de cultivo para que cuando los niños sean mayores tengan todo tipo de carencias emocionales.

No afirmo que si quieres ser padre tienes que obligatoriamente realizar un Master en PNL… , pero como mínimo creo que podrías leer algo sobre el tema…

La PNL te enseña a analizar los pensamiento y sentimientos de cara poder gestionar tus propias emociones, así como influenciar en los demás.

Seguro que si aprendes PNL podrás extraer reflexiones interesantes para tu futura paternidad que tu hijo te agradecerá con el tiempo.

Ten en cuenta que al ser padre vas a influenciar de una manera u otra en el desarrollo de una personalidad compleja con ideas, creencias y valores sobre como funciona el mundo.

Si no pasas tiempo con tu hijo no podrás compartir emociones así como disfrutar de sus “emocionantes aventuras” con sus juguetes 🙂

Podrás influenciar como padre que reflexiones concretas de tu hijo son realmente importantes y cuales no.

No considero que delegar toda esta tarea de formación y desarrollo emocional a al escuela sea una alternativa viable en cuanto que en ella se aporta hoy en día, por desgracia, solo conocimientos.

Muchos profesores afirman que a la escuela se viene ya educados en cuanto que ellos solo forman.

Y si no queremos que sean los “pequeños delincuentes en potencia” de la escuela o la publicidad de las marcas, los que ocupen este lugar de educadores emocionales de nuestros hijos, deberíamos llegar a la reflexión como padres que si nos apresuramos a que este aspecto esté bien solucionado, antes de que nuestro hijo tenga que enfrentarse al “salvaje mundo” de la escuela, evitaremos un riesgo innecesario real.

Los niños necesitan sentirse que pertenecen a un grupo, que forman parte de algo (la familia). Y en muchas ocasiones todos hemos observados que tienden a aislarse de todos con sus “amigos los ipads”.

Reflexiones para padres
Reflexiones para padres

Esto creo que viene por no sentirse que forman parte de una familia en la que se comparten ideas, emociones, problemas, miedos, etc.

No quieren o no se atreven a transmitirlos por la debilidad que piensan que pueden transmitir.

Pero quieren hacerlo con seguridad de no sentirse rechazados.

Es tan fácil prestarles atención… que no tiene ninguna justificación cuando no se hace por parte de los padres.

No se trata de imponer nuestra manera de pensar.

Solo hay que aceptar su mundo si queremos que sus reflexiones emocionales fluyan con seguridad y sin miedo hasta nosotros como padres.

Posiblemente si dedicaran más tiempo a sus hijos, empezaran a ser conscientes de todas sus carencias emocionales.

Esto es posible que genere miedo de no saber hacerlo bien.

Y quizás por esto no quieran dedicar tiempo a sus hijos.

Pero en cierto modo, es toda una oportunidad para mejorar como persona y al mismo tiempo, de aportarle a tu hijo toda tu sabiduría para que el pueda llegar a ser mejor que tu cuando crezca.

Me comentaban que un padre que no tenía tiempo para estar con su hijo por motivos laborales, y que apenas lo veía despierto durante la semana (se iba al trabajo muy temprano y volvía muy tarde),  lo que hacía era darle un beso por la noche cuando volvía a casa y dejaba un nudo en la sábana para que el niño supiera cuando se despertara que su padre había estado por ahí.

Este niño era el mejor de su clase…

Este padre no tenía tiempo para estar con su hijo durante la semana, pero había encontrado el modo de transmitirle emociones y sentimientos de afecto a su hijo mucho mejor que otro que se pasa todo el día con el, o que simplemente compensa su falta de tiempo de dedicación con dinero, regalos caros y caprichos de todo tipo.

Tampoco se trata de la cantidad de tiempo, sino de la calidad de los momentos que desde el punto de vista emocional puedes darle a tu hijo.

Hay que reflexionar seriamente si se quiere ser padre de verdad (y no a medias) y si se quiere asumir la responsabilidad que supone educar emocionalmente a tu hijo.

Pero si decides tomar esta decisión, considero que debes de ser consciente de que estas emprendiendo la mayor aventura de tu vida.

 

¿Cuales son los objetivos del curso de pnl?

2 opiniones en “Reflexiones para padres para mejorar la vida emocional de tus hijos.”

  1. Este articulo sobre reflexiones para los padres me ha hecho pensar si realmente estoy haciendo bien en la educación emocional de mi hijo. Agradezco que lo hayan escrito porque creo que me ayudará a reflexionar más profundamente sobre la paternidad.

    Saludos!

  2. Estas “reflexiones para papa” se deberían de tomar antes de tener hijos si no se van a tomar la responsabilidad como se deben de tomar.
    Los que asumen la responsabilidad, pues felicidades y adelante!!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *