Una estrategia sencilla de resolución de conflictos. Descúbrelo AQUÍ.




Descúbre en este artículo una estrategia sencilla de resolución de conflictos.

La solución de conflictos nunca ha sido fácil, pero tener una estrategia que ayuda a la resolución de los conflictos puede ser un punto de partida muy interesante para cualquiera.

En su momento unos amigos míos, que trabajaban de Psicólogos en Benalmádena, me comentaba que era importante ser amable con los demás porque todos estábamos siempre luchando con nosotros mismo en unas batallas internas que a veces no éramos capaces de ganar.

Yo siento que en ocasiones tratamos a los demás como si ellos no tuvieran problemas y nosotros fuéramos el centro del mundo.

Solución de conflictos
Solución de conflictos

“Todos los problemas son los nuestros, y los de los demás da igual.” Solemos pensar así.

Son pensamientos que suelen tener muchas personas que un motivo u otro le da absolutamente igual lo que pase a su alrededor.

Solo piensan en ellos y ven el mundo exclusivamente desde su punto de vista.

Y es que vivimos en un mundo en el que estamos constantemente envueltos a inseguridades y con miedo a que los demás nos conozcan tal como somos en cuanto que tenemos con frecuencia pensamientos en gran medida muy negativos hacia nosotros y hacia los demás.

Cuando nos encontramos con alguien sumamente desagradable solemos pensar que es una persona realmente mala y que nos está haciendo daño a todo el mundo y tendemos a tomarnos la justicia por nuestro lado y empezar á tratarles igualmente mal generando una dinámica que va solo a peor.

Creo que esto es una manera algo infantil de simplificar la realidad en la que nos volvemos a poner en el centro del mundo y nos olvidamos de lo que puede estar pasando en la mente del otro o simplemente sufriendo.

La gente es sumamente egoísta y no está pensando en lo demás de entrada a la hora de hacer daño, eso supone mucha energía.

Tienes que estar envuelto en un ataque de ira y odio patológico (enfermos desde mi punto de vista) para que intencionadamente vayas a hacer daño a alguien porque si.

Posiblemente actúan fruto del odio, la rabia y la negatividad que tiene sumido su cerebro en un puro infierno.

Pero normalmente, la mayoría de la gente simplemente nos hace daño cuando se ocupan de sus propias asuntos generando efectos secundarios que terminan perjudicando otros.

Si nos encontramos a alguien sumamente desagradable deberíamos pensar primero que es lo que tiene que estar pasando por la cabeza para que actúe así, o sea, que es lo que está percibiendo del mundo, y en qué sentido como lo está interpretando.

De hecho, si aplicamos esta estrategia con las personas que nos rodean, veremos que la mayoría de los conflictos son por puros problemas de comunicación en la que fallamos a la hora de entender que es lo que le está pasando por su cabeza, y porque están sufriendo tanto dentro de su guerra interna esta persona que nos hiciera tanto daño.

Para mejorar la comunicación y evitar conflictos tenemos que aprender a explorar como perciben las otras personas la realidad, y compararla a como nosotros lo hacemos.

Sobra decir que hay que tener algo de tolerancia a los otros puntos de vista.

Pero si somos capaces ver y entender las diferencias claramente en la manera de interpretar la realidad que tiene las personas, podremos solucionar gran cantidad de conflictos sin que la sangre llegue al río.

Te recomiendo también que leas este artículo sobre la adicción a la dopamina. Adictos a la dopamina

¿Qué tipos de inteligencia hay? http://observatorio-lectura.info/que-tipos-de-inteligencia-existen/

 

3 opiniones en “Una estrategia sencilla de resolución de conflictos. Descúbrelo AQUÍ.”

  1. El cerebro no entiende la palabra no tal y como la entendemos es quizas otro de los mitos de la pnl que se comenta mucho por ahí, pero no es tal cual se dice. Es cierto que si se quiere evitar pensar en algo, lo ultimo que debes decir es que NO debes pensar en eso, porque evidentemente terminarás pensandolo. Pero de ahí a afirmar que el cerebro no procesa el termino NO, quizas hay una gran distancia. Gracias!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *